NUESTRA MISIÓN

Mejoramos el control y la calidad de más de 1 millón de procesos de agua, ambiente o alimentos para que generen bienestar en la vida de 100 millones de personas.

NUESTRA VISIÓN

Nos renovamos día a día en un mundo de posibilidades

Únete

¿Qué valoramos?

El secreto está en nuestra ética. Te invitamos a que conozcas nuestra filosofía empresarial basada en 3 principios: Alineación, Acción e Impacto

Lee más en nuestro Código de Ética

¿Cuál es nuestra historia?

Tras culminar su servicio militar en la 2da Guerra Mundial, nuestro fundador, Charlie “El Doctor” Bethencourt se formó como Ingeniero Químico en la prestigiosa Massachusetts Institute of Technology (MIT); esta decisión sería el primer paso a tomar que cambiaría su vida para siempre.

El día de su graduación, el profesorado les mostró a los estudiantes un mapa con la distribución de los ingenieros químicos en el mundo. Charlie se percató de un pequeño país suramericano llamado Venezuela que solo tenía tres ingenieros registrados. Viendo una oportunidad dorada, se montó en un avión y se lanzó a lo que denominó “la aventura de mi vida”. Sus amigos más cercanos dirían, por otro lado, que en realidad él seguía la pista de una venezolana que habría flechado su corazón y que se convertiría en su alma gemela.

La mayoría de sus conocidos trabajaban en Petroleras como Exxon, Superior Oil Co, Shell, Chevron y otras. Un día en 1958, el gerente de Shell le comentó sus dificultades con la piscina del club de los empleados. Como un favor personal, con su empresa Servitec, comenzó a realizar el mantenimiento. Gracias a su visión emprendedora, Charlie amplió su mercado y pasó a mantener casi todas las piscinas de petroleras y clubes en la zona del Lago de Maracaibo. Servitec siguió creciendo con la construcción de plantas de tratamientos de aguas y la fundación de un laboratorio de análisis físico/químico.

Eventualmente, este líder del mercado, pasaría a llamarse Advance, empresa que hoy día mantiene vivo el sueño de Charlie, ahora en manos de una tercera generación y a lo largo y ancho de Latinoamérica.

¿De donde viene nuestro nombre?

En 1958, nuestro fundador Charlie salió a la búsqueda de un producto innovador para la industria de tratamientos de agua. Encontró un clorador marca Advance.

En una época donde los cloradores de agua tenían el tamaño de un gabinete, Advance ofrecía uno del tamaño de un libro, con tecnología de vanguardia.
Fue tanta nuestra insistencia en introducir este producto, que nuestros clientes nos empezaron a llamar “Advance” en vez de nuestro primer nombre “Servitec”.

Hoy en día Advance significa progreso y está muy alineado con nuestra misión, visión y valores. Tuvimos la buena fortuna de que nuestro nombre no surgió de un estudio de mercado, sino de una relación afectuosa con antiguos clientes que aún siguen con nosotros.

Ahora, 60 años más tarde, siguen diciendo: “Allá viene la gente de Advance”.